¿Qué hay detrás de la llegada de Marty Mcfly?

Escrito por: Eduardo Iberico.

EL EVENTO

La semana pasada se habló mucho sobre la película “Back to the Future” o “Volver al Futuro”, sobre todo de la segunda parte, cuando el Dr. Emmett L. Brown, Marty Mcfly y su novia Jennifer viajan desde 1985 a treinta años al futuro, exactamente al 21 de octubre del 2015 a las 16:29 horas, para evitar que los hijos de Marty y Jennifer cometan un delito, sean encarcelados y su familia se destruya por completo.

El futuro llegó y las redes sociales invadieron con información sobre los inventos pronosticados, cuáles se hicieron realidad y cuáles no. En cierto modo, fue entretenido, pero detrás de las tres cintas hay mucho por aprender y es precisamente sobre su escenografía. Vemos cómo la arquitectura de la ciudad “Hill Valey” en California se transforma y evoluciona a través de los años de 1885, 1955, 1985 hasta el 2015. Unos de estos cambios son: La Torre del Reloj, El Vecindario de Lyon Estates, El nombre del “Barranco Clayton” a “Barranco Eastwood” y las maquetas elaboradas por el Doctor Brown en 1885 y 1955. Aquí un breve recuento.

volver-al-futuro.jpg_1661562401

Imagen: Marty y el Doctor Brown en el futuro (2015)

LA TORRE DEL RELOJ

Al principio, de la primera parte, de la cinta apreciamos “La Torre del Reloj” se ubica en la línea del tiempo del año 1985. Allí se ubica la Corte de Justicia de Hill Valey y el mecanismo del reloj está descompuesto, a causa del impacto de un rayo en una tormenta eléctrica hace muchos años. Su fachada luce de estilo clásico renacentista, con pilastras de triple altura, ventanas de proporciones pequeñas y un frontón triangular en la parte alta deteriorada.

Luego, la máquina del tiempo envía a Marty al año 1955, justo cuando el mecanismo del reloj si está en funcionamiento y la fachada se encuentra en mejor estado.

Más tarde, en la segunda película, el Doc, Marty y su novia viajan al futuro, al año 2015, donde se observa que la fachada ha sufrido cambios, ahora tiene un estilo moderno, vidriado de un muro cortina y el edificio tiene un uso diferente, ahora es un Centro Comercial.

Sin embargo, en el presente alternativo de 1985, donde el villano de la película Biff Tannen es rico y poderoso, a causa que el anciano Biff del futuro del 2015 viaja al pasado y entrega al joven Biff de 1955 un almanaque de los resultados de juegos deportivos hasta final del siglo XX. Gracias a esta acción en el tiempo, varía el futuro y genera una gran fortuna. Se observa al edificio transformado por completo, como el “Museo Biff Tannen”, luciendo un estilo de luces, similar de Las Vegas y/o edificios de juegos de azar.

Finalmente, en la tercera parte de la cinta, cuando Marty viaja al año 1885 para evitar la muerte del Dr. Brown, por el disparo de Bufford Tannen, bisabuelo de Biff. Se observa a Hill Valey un pueblo pequeño de pocos habitantes y “La Torre del Reloj” en plena construcción.

Back-to-the-Future-Clock-Tower-Pic-2

Imagen: La Torre del Reloj (1985)

michael-j-fox-as-marty-mcfly-in-back-to-the

Imagen: La Torre del Reloj (1955)

hillvalley2015

Imagen: La Torre del Reloj (2015)

behindscenes_ze

Imagen: La Torre del Reloj (1985) – Alternativo

Clocktower1885-2

Imagen: La Torre del Reloj (1885)

LYON ESTATES

Otra situación similar ocurre con el vecindario “Lyon Estates”, donde vive la familia Mcfly de 1985. No obstante, cuando Marty viaja al pasado, al año 1955, se da con la sorpresa que el lugar estaba rodeado de granjas, cultivos y sin ninguna construcción alrededor.

184641773_46aa104fc4_o

Imagen: Vecindario “Lyon Estates” (1955)

1985-lions-estate

Imagen: Vecindario “Lyon Estates” (1985)

BARRANCO EASTWOOD

Por otro lado, algo particular ocurre con el nombre del “Barranco Clayton”, conocido así en 1985, a causa de un accidente donde muere la maestra Clara Clayton. Sin embargo, en la tercera parte del filme, Marty viaja al pasado de 1885 y adopta el nombre de “Clint Eastwood” para no ser reconocido por sus antiguos parientes y evitar cambiar su futuro. Entonces, cuando Marty encuentra al Doc, buscan inmediatamente regresar al futuro en la máquina del tiempo; no obstante, el tanque de combustible ha sido perforado. Por consiguiente, el Doctor Brown advierte a Marty que la gasolina recién será inventado a principios del siglo XX; de esta manera, buscan la forma para que el DeLorean alcance la velocidad de 88 millas por hora necesaria para viajar por el tiempo. A la mañana siguiente, pensando en una solución, escuchan el sonido de una locomotora llegando al pueblo. Entonces, deben encontrar una ruta lo suficientemente recta para realizar la maniobra y encuentran el único camino, pero finaliza en un puente a medio construir sobre el “Barranco Shonash”, llamado así en esa época y para sorpresa de Marty es el mismo “Barranco Clayton” que él conoce. No obstante, gracias a que el Doc evita la muerte de la maestra Clara Clayton, en el futuro de 1985 el lugar ahora adopta el nombre de “Barranco Eastwood”, curiosamente.

Vlcsnap-2011-07-25-16h55m33s119

Imagen: “Barranco Shonash” (1885)

184640554_af6d073ccf_o

Imagen: “Barranco Eastwood” (1985)

LAS MAQUETAS

Un aspecto particular en dos de las tres películas es la recreación de los modelos a escala que crea el Doctor Brown en dos tiempos diferentes: 1955 y 1885, para planear el viaje al futuro. Las dos presentaciones son interesantes, produciendo el entorno con objetos que se podían encontrar en la época.

La maqueta de 1955 utiliza botellas de gaseosa, cajas de cartón, retazos de madera, entre otros objetos, todos pintados de blanco.

En cambio, el modelo de 1885 es mucho más rudimentario, utilizando sólo madera y alambres de metal para su creación. Esto le da un toque especial a la película, la cual hacía que tomara atención en los detalles e intentara crear mi propio ambiente para jugar cuando era niño.

Demo_model_1955

Imagen: Maqueta elaborada por el Doctor Brown (1955)

44781

Imagen: Maqueta elaborada por el Doctor Brown (1885)

PALABRAS FINALES

Como hemos visto esta trilogía no sólo son predicciones del futuro sino también nos enseña cómo la ciudad se transforma en el tiempo. Cómo los edificios cambian de uso o los paisajes modificar sus nombres y cómo una acción puede variar por completo el futuro de toda una ciudad. En resumen, el mensaje es que las ciudades son el resultado de las decisiones de sus habitantes, alcaldes y/o representantes políticos. Si nos involucramos más en el quehacer del día a día, podemos asegurar un futuro sostenible para nuestros hijos y las futuras generaciones.

¡SI TE GUSTÓ ESTA ENTRADA, DALE ME GUSTA Y COMPÁRTELO!

Anuncios